septiembre 28, 2011

Artículo parte de las sección: Artículos

Toma 08: Gentlemen Broncos (2009)

Escrito por

Etiquetas: ,

 
Tabatha (Halley Feiffer): ¿Cuándo me dejarás leer tus cuentos?
Benjamin (Michael Angarano): No sé. En general, no dejo que los lean.
Tabatha: ¿Por qué no?
Benjamin: Mi mamá leyó algunos y se puso a llorar. Casi todos sienten asco y dejan de leer.
Tabatha: ¿En serio? ¿Tienen secuencias románticas?
Benjamin: No. Nada de esa porquería. Sólo insultos y ciencia ficción violenta.
Tabatha: ¿Probaste poner en línea algún cuento?
Benjamin: Sí. Cualquiera puede hacerlo. Yo quiero que me publiquen de verdad. Ronald Chevalier publicó su primera trilogía a los 15 años.
Tabatha: No llegarás a ningún lado si sólo tu mamá lee tus cuentos.
Benjamin: Lee esto. Se llama “Señores de la Levadura”.
 
“El laboratorio bola era un cuarto frío y blanco. Bronco, el último de los Señores de la Levadura, yacía con las piernas abiertas, atado a una camilla. Le habían robado su levadura, y estaba totalmente loco…”.

 
Mi conexión cinematográfica con el director y guionista Jared Hess y su esposa Jerusha Hess, data desde febrero de 2005, cuando tuve en mi poder “Napoleon Dynamite” en DVD, película independiente aclamada por la crítica estadounidense. La vi y de inmediato se transformó la mejor película que vi ese año, la que más veces vi con mis amigos (algunos quedaron maravillados, otros se preguntaron ¿Por qué tenemos que ver a un idiota que habla raro? ¡Cambia la película!).
 
En 2006 vi “Nacho Libre”, que llegó a cines protagonizada por Jack Black junto a la estupenda (de vez en cuando contesta mis tweets) actriz mexicana Ana de la Reguera. Una comedia con el mismo estilo de “Napoleon Dynamite”, pero –a mi juicio- más familiar.
 
3 años después (y 2 años que me demoré en verla) nació “Gentlemen Broncos”, que cuenta la historia de Benjamin (Michael Angarano) un adolescente solitario, soñador y escritor desde pequeño de historias de ciencia ficción, que vive con Judith (Jennifer Coolidge), su madre, quien confecciona camisones para dormir.
 
Como su talento no se puede desperdiciar, Judith decide enviar a Benjamin a un congreso de escritores adolescentes, en donde conoce a su ídolo literario, el escritor Ronald Chevalier (Jemaine Clement) que anuncia un concurso, en donde escogerá la mejor novela para que sea publicada (cuando en realidad, el que necesita una nueva y mejor novela, es él).
 
Ningún texto conmueve a Chevalier, hasta que revisa “Señores de la Levadura” y decide plagiarlo, convirtiéndolo en “Las Crónicas de Brutus y Balzaak” de su “propia autoría”, mientras Benjamin espera abrir el buzón y encontrar un sobre con la noticia de que salió favorecido en el concurso literario.
 
Hay mucho que destacar de esta comedia de humor negro –con ciertos tintes dramáticos-, como por ejemplo cuando Tabatha (Halley Feiffer) y Lonnie (Héctor Jiménez), los amigos “abusadores” de Benjamin, le piden su libro para filmar una película independiente –con cierto aire porno- y Tabatha asegura que: “será una de las pocas películas que resulta mejor que el libro”. También su banda sonora, especialmente cuando se escucha “Wind of Change” de Scorpions, algo que finalmente caracteriza a las películas de Jared y Jerusha Hess, que es hacer sentir nostalgia al espectador.
 

ARTÍCULOS RELACIONADOS