diciembre 7, 2012

Artículo parte de las sección: Latam

A fondo con Pablo Cerda

Escrito por

Etiquetas: , ,

 

“Esta película fue realizada, pensando en una distribución pronta”

 
14 de abril del 2012. Afuera de una sala del Shopping Abasto de Buenos Aires está Pablo Cerda, parado, de frente a la entrada. Las manos le sudan, su mirada baja, sus ojos delatan un cansancio. Está a la espera de algo. De pronto, aplausos y más aplausos que vienen desde dentro de la sala, comienzan tímidos, pero se alargan y toman fuerza. El público del BAFICI, conocido por ser una audiencia cinéfila informada, pero también dura, snob e intelectualoide, no para de aplaudirle a Educación Física, la primera película de Pablo Cerda, que sigue afuera, parado en la entrada de la sala, escuchando los aplausos. Entonces, toma una bocanada de aire, sonríe y empuja la puerta.

 

Luego de una primera función agotada y una larga ronda de preguntas, Educación Física agarró vuelo y agotó las otras funciones que tuvo en el BAFICI. La película fue de las más comentadas y recomendadas del festival. “Está buena la película del Wolverine Chileno”, decían los amigos argentinos, dando cuenta de su ingenio para crear sobrenombres.

 

Han pasado 8 meses desde el pasado Festival de Cine Independiente de Buenos Aires y Pablo Cerda sigue contento. Su película está pronta a estrenarse en internet, vía Cinépata (¡ejalé!), y él está agradecido de su equipo y de sus amigos. Pero también está impaciente. No puede esperar a que la gente tenga acceso a su opera prima.

 

Nos juntamos a conversar con él. Acá los dichos de nuestro Wolverine Chileno.

 

cerda

 

¿Cómo fue que ese niño, oriundo de San Antonio, bueno para los deportes se fue acercando al cine?

Sin saberlo, en Illapel, en el norte, en una ciudad mucho más pequeña que San Antonio. Creo que el primer dealer que conocí fue fundamental en mi vida. Fue mi tío Sergio. El papá de mis primos que son como mis hermanos. Con los que crecí. También tengo un primo, Francisco, que es cinéfilo, que se junta los jueves con sus amigos en Illapel a ver películas y a tomar cerveza. Los jueves son sagrados. Gracias a él conocí los VHS. El tenía 3 reproductoras de VHS, y no eran una familia pudiente, clase media no más. Entonces arrendaba de a 4 películas y las grababa. Él tenía una colección tremenda de VHS. Entonces ir a Illapel, ir al norte, ir a la casa de mi familia, era ir a ver películas. Ahí partió todo. Y bueno, el cine de San Antonio también fue importante. Era muy lindo porque cuando yo iba a la casa de mis primos, era a ver películas en video; cuando ellos venían a mi casa en San Antonio, era ir al cine. Milagro en la calle 8, Superman 4. Y era el tiempo en que los carteles los pintaban. Entonces a mi me gustaba ir al cine también para ver qué tan bien le había quedado el dibujo al señor. Y siempre pasaba porque el cine de San Antonio estaba a dos cuadras de mi casa.

 

¿Qué temas te interesan, que ideas te entusiasman, y en ese aspecto, cómo nace Educación Física?

Con Educación Física me interesaba el tema del espacio y del tiempo. El dejar de ser niño y empezar a ser adulto. El hacerte cargo de tu vida. Ese era más o menos el tema central para empezar a trabajar el guión. Yo el 2009 hice un corto que se llama Domingo, que también está en Cinépata. Y a partir de ahí seguí escribiendo. Se lo propuse a René Martín, mi amigo que fue asistente de dirección y coguionista de la película. Y tiene que ver con lo que me pasa a mi también a la treintena de edad. Yo tengo 32 y uno va viendo que has construido un poco para atrás, ves lo que te queda para adelante. Se trata de tomar las riendas de tu vida y si eres capaz de hacerlo también. Porque creo que es difícil empezar a ser adulto. No es fácil.

 

Siguiendo por ese tema ¿Cuánto de ti tiene Exequiel, el protagonista?

Mucho. Cuando decidí hacer el personaje me preocupé de escribirlo a mi medida. Es un poco como lo hice con todos los actores. De Exequiel yo puedo tener las ganas de estar tranquilo. Pero también tenemos cosas mucho más distintas. Yo soy mucho más hiperquinético que Exequiel. Y claramente más delgado que Exequiel. Pero es buena tu pregunta, porque más allá de yo tener algo con el personaje protagonista, es la película la que tiene mucho mío. O sea, las tardes jugando baloncesto, estoy yo ahí; los amigos felices viviendo con poco en las plazas, estoy yo ahí; los profesores de básquetbol; el compartir una mañana sin mucho que hablar; la amistad solida. Es mi historia también. Me aproveché de mi vida para poder contar una historia que a mí me diera comodidad y con la cual yo sintiera propiedad al hablar de ella. Necesitaba sentirme cómodo con el proyecto, poder hablar con la verdad y no de otros temas que no domino.

 

El tema de la figura paterna, que también aparece en tus cortos, es un tema que se repite en muchas películas, es casi un género en sí mismo la relación padre e hijo en el cine, cuéntame cómo se dio eso en tu película.

Es que a mi me interesa mucho el adulto. Yo lo respeto. Me gusta mucho la adultez del concepto oriental, algo que en occidente no se da mucho. Poco respeto se le tiene al ser más viejo, digamos. Yo considero al anciano un ser valiosísimo. Es una persona que te puede hablar de cómo fue la vida antes. Las conversaciones que yo tengo con mi abuela, con mi papá de cómo eran los tiempos, de que la vida avanzaba más lento antes y todas esas cosas a mí me sirven también. Ese es el tema, y poner a la figura paterna te habla también del paso de generación en generación. Del traspaso de mando, de cuánto te dejan a ti, con cuánto empiezas o acaso partes de cero. Son esas cosas las que me interesaban y además servían para narrar.

 

plantilla_afiche_3
¿Cuáles son tus referentes, los directores que sigues y en esa línea, qué películas tenías en la cabeza a la hora de escribir el guión?

Bueno, varias, pero la que más patente tenía en mi cabeza era una película que dirigió un actor que se llama Todd Louiso, un actor secundario en Hollywood muy bueno. Él hizo una película que se llama Love Liza, que es la mejor que tiene, tiene 3. Es la historia de un tipo al que se le suicida su mujer, con Philip Seymour Hoffman. Ahí conocí a Seymour Hoffman y me enganché y ahora lo sigo. Otra referente es Lonesome Jim de Steve Buscemi, son pequeñas grandes películas. Goodbye Solo también. La Kelly Reichardt que me encanta como directora. Wendy and Lucy me hizo ver que con muy poco se podía hacer mucho y también entendí la paleta de colores, Wendy and Lucy es azul. Y ahí caché que yo quería mi película verde. Y bueno otros referentes que son de mis orígenes: Leslie Nielsen, el negro que hacía sonidos de Locademia de policías, esas son las cosas con las que yo me reía. Porque creo que Educación Física tiene una cosa que es de lo que más me gusta a mí, y es que para algunos es un drama trágico y para otros es una comedia hilarante. Entonces creo que depende de cuánto uno ponga ahí y de cómo esté tu ánimo ese día.

 

Cuéntame de San Antonio. ¿Qué importancia le diste a los espacios? Porque San Antonio aparece y uno siente que ha estado ahí, a pesar que nunca he ido. Se siente conocido, familiar. La ciudad como personaje. ¿Cómo se trabajaron los espacios, las locaciones?

Hacía locaciones todos los fines de semana. La primera vez que fui a San Antonio con una película en la mente, fue con Alberto y con René, los invité a tomar fotos a San Antonio, estábamos de vacaciones, imagínate, los tres con tiempo, que ya eso es difícil. Fuimos y sacando fotos me di cuenta que existía ese San Antonio que yo quería y que me iba a ayudar a hacer la película. De lunes a viernes grababa la teleserie de turno y los fines de semana me iba a locacionar, solo, almorzaba con mi familia. A veces llevaba la bicicleta, y empecé a conectarme también con eso de estar solo que es un poco la película también, eso de estar solo con mucha gente. Aunque las locaciones siempre estuvieron, el colegio donde enseña Exequiel es el colegio donde yo estudié, tampoco me interesaba hacer un scouting profesional porque San Antonio yo lo conocía. Yo quería llegar a las localidades en las que ya había estado. La cancha de básquetbol de Exequiel era la cancha en la que yo jugaba de chico. Y ahora entiendo que de niño me gustaba esa espacialidad de la cancha. La esquina de los sánguches también, es una esquina de puerto y ahora cuando voy a San Antonio voy a comer sánguches allá. El otro día fui con Giorgio, mi director de foto, y almorzamos en el mismo restaurant. También mi hermano, que vive allá, me contó que existía un lugar que se llamaba Hollyfood, que era notable, y lo fuimos a ver, y así iban naciendo las locaciones.

 

¿Cómo fue el proceso de Montaje? ¿Muy complicado?

En ese sentido mi editor, Sebastián Arriagada, es un gentil. O sea, una persona con la cual quiero seguir trabajando. Y en el montaje nació otra película, y hubo personajes que sacamos, estaba la mamá de Rubén, el niño, un personaje que se eliminó completamente. Fue un proceso muy bello también, irse todos los días de 9 a 4, porque en esa fecha hacía mucho calor, fue durante diciembre, enero, febrero, marzo. Trabajamos hasta las 4 porque hasta esa hora lo permitía el sol, después de esa hora ya no podíamos pensar. Lo más bello para mí fue darme cuenta que primero existe una película en el papel, luego otra en el lente y al final otra en la sala de edición. Y son tres películas completamente distintas. Y lo que me llena de satisfacción y orgullo, es que a pesar de eso, pudo quedar la película que yo tenía en mi cabeza, con la cual yo soñaba.

 

cerda3
¿Por qué Exequiel no se atrevió? No se atrevió a dejar San Antonio, a dejar a su padre y a tomar las riendas de su vida.

El otro día me hablaban de que la película es la historia de un tipo que fracasó. Y yo no estoy tan de acuerdo porque el hecho de decidir quedarse no es fracasar. Yo creo en las segundas oportunidades. Creo que la película termina con un Exequiel que no vamos a saber si se quedó, si va a seguir, si se va a ganar el Kino, o va decidir bajar de peso y querer ser mejor, afeitarse todos los días, no sabemos. Por ejemplo, te cuento una anécdota súper bonita. Vengo llegando de región y pasé a Los Vilos a comprar machas para llevar a la casa de mi abuela. Fui con Pablo, mi amigo de la infancia, Pablo y su polola. Nos estamos subiendo al auto y me tocan el hombro y me dicen: Pablo, ¿te acordai de mí? Yo lo cachaba: Pirulo, le digo. Sí, te acordai de mi, pero cómo. El Pirulo era un chico que jugaba básquetbol conmigo y que ahora tiene 34 y le pregunto y qué fue de ti, y él me dice, bueno me quedé acá. Soy profesor de educación física. Entreno con niños de 9 años y ahora me dicen que soy el Luchín de Los Vilos. Luchín era nuestro profesor antiguo de básquetbol. Me dice que le va súper bien, que ya no hace tanto deporte, pero igual sigue trotando. Me quedé acá y me va la raja. El tipo está pleno. Y seguimos conversando, yo estaba emocionado, pero me lo guardé, pero él era un Exequiel también. Se quedó, pero sí hizo algo. Creo que el error es quedarse y no hacer nada. Eso es lo criticable de Exequiel. Y quizás un Exequiel en Santiago puede ser tanto peor. No sé, nunca lo he visto como un fracaso y es un tema al que quiero volver en unos 30 años más.

 

Yo no creo que sea un fracaso. Para fracasar hay que atreverse, y Exequiel nunca se atrevió.

Claro, Exequiel nunca se atrevió, por miedo, por inseguridades, porque la barriga le empezó a crecer, porque su chica se fue y nunca más tuvo otra. Porque a su hermana le empezó a ir bien también y a él quizás no. La vida también lo arrastró un poco para allá.

 

¿Viste Punch Drunk Love de Paul Thomas Anderson, la parte en que se junta con sus hermanas?

Sí, y rompe el vidrio, es notable. Bueno, esa escena también inspiró la película. O sea, ese tema de las hermanas, o la misma familia, es duro. Y si uno no tiene una autoestima más o menos sólida puede ser letal. Una familia dura, una familia bully puede marcarte, pero yo ahí me relajo, eso no está en mi background. Igual yo creo en el bullying, o sea si el bullying te motiva, bienvenido sea. O sea, a mi me hicieron bullying, cuando gordo, ahora, el año pasado. Fue un bullying escondido, medio raro, yo igual me sentía incomodo. Creo que el bullying te crea coraza o bien, que es el mejor paso, te relaja y creas buenas amistades. Te pone a prueba frente a lo que tú estás parado, frente a lo que quieres cognitivamente. Si me molestai por mi gordura, me da lo mismo. Por ejemplo, cuando estuve engordando, en mi trabajo, a pesar de que sabían que estaba engordando para una película, pero no les interesaba mucho el tema, veían a este pseudo galán, que ese es mi rol en las teleseries, engordando y decían: ya, nos vamos al sur de Chile a grabar, seguro que habrá comida para Pablo, así que no te preocupes. Yo me reía y tiraba un par de tallas, pero igual pensaba, y si esto fuera verdad, si no existiera la película, y tuviera problemas a la tiroides o depresión o pena, hubiera sido brutal, y eso le pasa a mucha gente. Fue interesante darme cuenta de eso, y sobre todo de parte de las mujeres. Los hombres no tanto. El bullying es de mujeres. Los hombres tiran una o dos tallas, pero a la hora de los quiubos somos todos iguales. Para mí cada kilo que subí era un logro, era una celebración, además me tomaba fotos semanales para llevar un registro de la gordura y ver cómo lo seguíamos manejando. Por suerte había un fin último.

 

cerda5
¿Sientes que con este estreno universal estás dejando ir a tu guagua, la primera película?

No, porque la película hace rato que no es mía. Hace rato. Quiero hacer literal la palabra compartir. La película fue pensada y realizada, pensando en una distribución pronta, que llegara muy pronto a tu casa. Que tú la vieras lo antes posible. Imagínate pre-producir y producir en un año la película; escribirla en seis meses ese mismo año. Grabarla en dos semanas y post- producirla y montarla en otros seis meses. O sea, yo hice una película hace seis años atrás, no te voy a dar el nombre, pero todavía no se estrena, y ese director de turno en ese entonces me hablaba que se iba a Sundance porque se había ganado un fondo de algo y después se iba Toulouse porque se había ganado otro fondo de no sé qué y yo pregunto: ¿dónde está la película? y la busco en IMDb y peor, está, anunciada. Eso no. O sea, uno después de un año y medio ya quiere hablar de otras cosas. Y esa siempre fue nuestra idea. Creo que hacer películas es quizás como hacer mayonesa, nunca he hecho una, pero creo que tiene que ver con no parar y entregarla altiro en el plato.

 

¿Qué se viene ahora para Educación Física?

Bueno, estaremos ojalá ahí, en la casa de todos, en computadores y tablets. Creo que esta iniciativa de poder darla por internet, que nació como un plan B, se ha transformado en un Plan A. Y bueno, ahora se suman lo cines. Para mí es un placer que la Cineteca haya decidido estar con nosotros. Se trata de un modelo de negocios nuevo, que también les da la oportunidad a los chicos que viene atrás. La gente aún no entiende mucho qué estamos haciendo. Cómo ganai, me dicen; cómo no te queda claro aún que gano, digo yo. Tiene que ver con eso, con un trabajo en perspectiva, un trabajo a largo plazo, y nos está llevando a lugares desconocidos que me tienen feliz. O sea, despertar con ideas nuevas, de hagamos esto, hagamos esto otro. Esa sensación siento que es muy buena para todo el equipo, o sea yo estoy muy agradecido de Cinépata cómo de Zancada, de mi equipo, de Mauricio Contreras, mi jefe de comunicaciones. De mis amigos. Creo que si no hubiera estado así de acogido no hubiera podido hacer esto posible. Y esto me da libertad también, y es así como quiero seguir trabajando, lo bueno de escribir películas y dirigirlas es que tú eres el dueño de la fiesta y tú decides a quién invitar, esto es como una celebración. Así lo veo yo. Me di cuenta que esto me gusta, que lejos de ser un capricho, tiene que ver con un placer, con una necesidad.

 

CUESTIONARIO CINÉPATA:

 

 

Video editado por Tania Lavanderos

  • Pingback: Cinépata.com | Artículos | Cinépata presente en FIACID 2013 | Cine Latinoamericano Online()

  • Pingback: Cinépata.com | Artículos | FIACID 2013: Educación física: El cuerpo y el ritmo | Cine Latinoamericano Online()

  • Diana

    Talentoso, sencillo,estupendo… A mi igual me daba miedo,el payaso Jajaja…

  • Priscilla Ramírez S

    Me encanta él, la forma con la que se expresa!! buenísima su película!

  • Ale Saavedra

    Me encanta lo sencillo que es!! Éxito para él y buenísima la iniciativa del lanzamiento universal!

  • http://estelita.girardin@gmail.com estela

    Qué hermosas palabras y nostalgias deja la entrevista. Se me había olvidado lo de los carteles de cine pintados a mano! También me di cuenta de que he visto muchas de las películas que han inspirado a Pablo Cerda. No sé por qué, me lo imaginé en 20 años más aun haciendo buenas películas y siendo honesto en su “celebración”. Me pican los ojos porque ya sea el día para verla! Saludos.

  • http://www.inconcienciaxx.blogspot.com/ héctor solórzano

    Grande Pablo Cerda y Cinépata por hacer esto posible. Tremendo trabajo. Puro talento. Pura iniciativa. Mis respetos… Aguante Ariel Roth Roth…

  • maria zuñiga

    Excelente la entrevista, motiva a ver la pelicula de inmediato, felicitaciones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS